La Seguridad Pública en las Américas: Retos y Oportunidades

Postado em: Biblioteca virtual, Direito à Segurança, Direitos Humanos

clique aqui e acesse a publicação em pdf

La Seguridad Pública en las Américas: Retos y Oportunidades.

Prólogo

“Con motivo de la celebración de la Primera Reunión de Ministros en Materia de Seguridad Pública convocada por el Consejo Permanente de la OEA, el presente informe compendia el nivel actual de comprensión de la lucha contra las amenazas a la seguridad de los ciudadanos, basado en las aportaciones de diferentes actores académicos, políticos y sociales que contribuyeron a identificar los orígenes más importantes del problema, sus expresiones más acusadas y los retos más urgentes que representan para la región, así como las oportunidades que se abren a nuestros gobiernos y países para avanzar en su enfrentamiento y solución.
La situación relativa a la seguridad pública constituye hoy la principal amenaza para la estabilidad, el fortalecimiento democrático y las posibilidades de desarrollo de nuestra región. La violencia y la inseguridad en general afectan al conjunto de nuestra sociedad y deterioran severamente la calidad de vida de nuestros ciudadanos, quienes se sienten atemorizados, acosados y vulnerables ante la amenaza permanente de victimización. Se trata de una situación que, en el caso de los jóvenes, y particularmente de los jóvenes de los estratos más vulnerables de nuestras sociedades, alcanza la forma y la dimensión de un exterminio sistemático. Los homicidios en nuestra región duplican el promedio mundial, llegando en algunas zonas a quintuplicarlo. Algunos de nuestros países en América Latina y el Caribe ostentan las más altas tasas de homicidio del mundo. No obstante que en la región sólo habita el 8% de la población mundial, se materializa el 42% de todos los homicidios por arma de fuego y el 66% de todos los secuestros del planeta.
Además de la violencia interpersonal y los delitos comunes, la mayoría de nuestros países enfrenta también el crimen organizado, vinculado con el tráfico de drogas, de armas y la trata
de personas. Es más, la mayor parte de la violencia que se está ejerciendo contra las personas, y específicamente los homicidios que se cometen, están relacionados con este tráfico y consumo de drogas, y en general, con la acción del crimen organizado.
Se trata de un problema que no sólo atenta contra la seguridad, la salud, la integridad física y la vida de cientos de miles de nuestros conciudadanos, sino que se extiende hasta afectar directamente a los fundamentos del desarrollo económico, y a la integridad misma del Estado y de las instituciones democráticas de nuestra región.
Asumir el marco de un tratamiento integrado y comprensivo a las desafíos de seguridad, amparado bajo los principios y prioridades establecidos en la Declaración sobre Seguridad en las Américas adoptados en la Ciudad de México en octubre de 2003, permitió que en el año 2005, a pocos meses de llegar a la OEA, propusiera y los Estados miembros aceptaran, la creación de la Secretaría de Seguridad Multidimensional, para abordar los asuntos relacionados con la seguridad pública y para asistir a los Estados miembros en sus esfuerzos colectivos para reducir la producción, tráfico y el uso y abuso de drogas, así como prevenir, combatir y eliminar el terrorismo, temas que ya se posicionaban como prioridades para la OEA, pero se abordaban de modo aislado e individual.
Ante la evidencia de la magnitud del problema, en septiembre de 2007 hice un llamado a la Comisión de Seguridad Hemisférica del Consejo Permanente de la OEA, para representarle su importancia y gravitación y considerar la necesidad de arbitrar las medidas necesarias para encararlo y superarlo. Explícitamente señalé en esa oportunidad que enfrentar el aumento de la violencia y la criminalidad era el desafío de los gobiernos de las Américas, los cuales tenían la obligación de hacerlo con políticas públicas adecuadas, eficientes y coordinadas entre todos los países porque todos, sin excepción, estaban sufriendo o comenzando a sufrir sus consecuencias.
El Consejo Permanente de la OEA respondió a esta solicitud convocando a esta reunión y constituyendo a este nuevo foro interamericano en el referente técnico y político para el Hemisferio sobre la totalidad de los temas concernientes a la seguridad pública, para coordinar las acciones en los campos de las políticas públicas, la información, la comunicación, la tecnología, la capacitación, y en todos aquellos que sean necesarios para alcanzar el éxito en la tarea de combatir colectivamente el crimen y la violencia en nuestra región.
El presente Informe se pone a consideración de los Ministros responsables por la seguridad pública de las Américas como una contribución de la Secretaría General a las deliberaciones de esta primera reunión de ministros, de la que no sólo nuestros gobiernos, sino los pueblos de nuestra región esperan importantes conclusiones. Si ello ocurre, podremos contar con un instrumento necesario para avanzar decisivamente en la superación de la crisis que ahora nos aqueja y, por esa vía, contribuir a procurar la seguridad, la tranquilidad y el bienestar que todos los ciudadanos de las Américas necesitan y merecen”.
José Miguel Insulza
Secretario General de la OEA

___________________

La Seguridad Pública en las Américas : retos y oportunidades.
p. 90; cm. (OEA documentos oficiales) (OAS Official Records Series)
ISBN 978-0-8270-5227-7
1. Security, International. 2. National security–America. 3. Internal security–America. I.
Series. II. Series: OAS Official Records Series.
OEA/ Ser.D/ XXV.2

___________________

Segunda edición, diciembre de 2008
Diseño portada y diagramación: Claudio Doñas J.
Secretaría General
Organización de los Estados Americanos
17th Street and Constitution Avenue, N.W.
Washington, DC, 20006
EE.UU.
Copyright © 2008. Todos los derechos reservados



Comentários fechados.